Rutas

Vivirla para conocerla, visitar

Cualquier época es buena para conocer Vilagarcía. Sea verano o invierno, primavera u otoño, siempre la verá en color. Con el azul de las rutas marítimas y marisqueras; con el verde de las rutas de senderismo, a pie o en bici; con el reflejo dorado del granito de pazos e iglesias; con la pátina que ofrecen los petroglifos o las excavaciones de los castros; con los ocres, verdes y rojos que adornan las viñas según la estación; con la infinidad de colores y olores que lucen los parques y jardines en cualquier momento. Vilagarcía es mar pero también campo y monte. ¿Vamos de ruta?

Ruta Isla de Cortegada

/
Perteneciente al Parque Nacional de las Islas Atlánticas desde 2002, el espacio natural de Cortegada tiene una superficie de casi 42 hectáreas, de las cuales 39 corresponden a la isla propiamente dicha y el resto a los islotes de Malveiras, Briñas y Con.

Ruta por la ría

/ /
Ofrecen experiencias personalizadas y rutas únicas a bordo de pequeñas embarcaciones a motor, vela, motos de agua o kayaks.

Ruta en Galeón

/
Disfrutar de un paseo en un antiguo galeón a vela por la ría de Arousa, y más concretamente por el entorno de la Isla de Cortegada, es posible gracias a la colaboración municipal con Rompetimóns

Rutas de pesca

/ / /
La empresa Alvamar ofrece cuatro diferentes propuestas para conocer otros tantos sistemas productivos de pesca y marisqueo, incluso con la posibilidad de su degustación.

Ruta marisquera

/
La asociación de mariscadoras Amarcarril ha puesto en marcha una ruta en la que el visitante conoce de primera mano y a pie de vivero en qué consiste el marisqueo.

Rutas Submarinas

/ /
Sumergirse hasta el fondo, en el sentido literal de la palabra, descubriendo hasta el último secreto de la vida marina y pecios de Arousa es posible en Vilagarcía

Ruta Vía Verde

/ / /
Esta senda peatonal y cicloturística aúna paisaje, cultura e historia a lo largo de su recorrido, de algo más de 9 km.

Rutas de senderismo

/ /
La riqueza natural y paisajística del municipio de Vilagarcía de Arousa bien merece un acercamiento a pie. Paisaje privilegiado: el río y la ría, el mar y el valle.

Rutas A Caballo

/ /
Conocer la Vilagarcía más rural de una forma relajada y tranquila es posible gracias a las rutas a caballo por caminos y senderos habilitados por zonas de bosque

Ruta Histórico-Turística

/ /
La Vilagarcía más esencial en un paseo corto y entretenido a través de 11 paradas imprescindibles perfectamente señalizadas, que nos permiten descubrir el conjunto urbano del municipio.

Ruta Castro Alobre

/ /
A un paso del centro urbano, al pie de la ría y del río, y junto a un pazo del siglo XVI y una iglesia y convento del XVII, el Castro de Alobre invita a hacer un fantástico viaje a través del tiempo: desde la cultura castreña al Medievo, pasando por la romanización.

Ruta dos Cruceiros

/ /
Este itinerario autoguiado nos permite adentrarnos en la Vilagarcía menos conocida, a través de 47 obras de arte talladas en piedra diseminadas por las zonas más rurales del municipio.

Ruta Pazo Rubiáns

/
Rubiáns ostenta la distinción de “Jardín de excelencia Internacional de la Camelia”. El pazo es visitable durante todo el año previa reserva. Puede hacerse de forma libre o guiada.

Ruta Tren Turístico

/ /
Realiza un recorrido guiado por los espacios más emblemáticos del centro de Vilagarcía. Sus plazas, calles, parques, iglesias y pazos más urbanos nos acercan a la historia de la villa.

Ruta Destapa Vilagarcía

/ / /
El itinerario trazado por los bares que participan en esta ruta gastronómica que se celebra dos veces al año.

Ruta del vino

/ / /
Permite al turista visitar varias bodegas de la comarca. En todas ellas podrá degustar el vino, también sus aguardientes.

Ruta del Padre Sarmiento

/ /
Un sendero de algo más de 170 kilómetros que recorre toda costa sur de la ría de Arousa, se adentra en el río Ulla y desde Padrón se encamina hacia Santiago de Compostela.

Ruta Fluvial Xacobea

/ / /
El cuerpo del Apóstol Santiago fue traído desde Jaffa (Palestina) hasta Iria Flavia, cerca de Padrón, desde donde fue conducido a Compostela. La ruta marítima-fluvial xacobea conmemora, precisamente, esta leyenda.
X